Dieta para la psoriasis

Muchos tratamientos naturales para la psoriasis hacen hincapié en la importancia de seguir una determinada dieta para la psoriasis, que ayude a evitar aquellos alimentos que puedan empeorar la enfermedad. Las dietas para la psoriasis deben adaptarse entre pacientes, ya que distintas personas reaccionan de manera diferente a distintos tratamientos. Algunos libros especializados contienen información recogida de una variedad de pacientes, estableciendo algunas pautas generales y recetas recomendadas para el tratamiento de la psoriasis.

Recetario para la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad reacción inflamatoria de la piel, por lo tanto, es posible emplear como dieta para la psoriasis una basada en alimentos con propiedades anti-inflamatorias. Una dieta para la psoriasis anti-inflamatoria es aquella que trata de incluir alimentos con propiedades anti-inflamatorias y evitar aquellos que favorecen la inflamación, y que a la vez permite mantener la cantidad de calorías y micronutrientes adecuadas a cada persona. Es por este motivo que es importante recurrir a recetarios específicos, de forma que el seguimiento de esta dieta no provoque otros problemas de salud.

Dieta anti-inflamatoria.

Las dietas para la psoriasis deben seguir unas pautas generales:
  • Deben introducir una variedad de alimentos suficiente, de forma que existan diversas fuentes de cada micronutriente y no se produzca hastío.
  • Tratar de introducir productos frescos en la dieta, evitando productos industriales y con aditivos artificiales.
  • Minimizar las comidas procesadas y la comida rápida.
  • Consumo de vegetales y frutas en abundancia, al ser fuentes de multitud de micronutrientes y fibra.
  • Control del consumo clórico adecuado a las necesidades de cada individuo.
dieta para la psoriasis
Dieta para la psoriasis
Una dieta para la psoriasis debe suministrar el 40-50% de las calorías a partir de carbohidratos, el 30% a partir de grasas y un 20-30% de proteínas. Es aconsejable que en cada comida se incluyan alimentos de cada uno de los 3 grupos.
  • Carbohidratos:
    • Controlar el consumo de harina y azucares.
    • Favorecer el consumo de cereales enteros como arroz y sémola de trigo.
    • Favorecer el consumo de legumbres y patatas.
    • Consumir la pasta al dente y con moderación.
    • Evitar productos con alto contenido en almíbar de maíz de alta fructosa.
  • Grasas:
    • Reducir el consumo de grasas saturadas como la mantequilla, la nata, quesos muy grasos, la piel del pollo y carnes muy grasas.
    • Favorecer el uso de aceites de oliva extra como aceite de cocina. 
    • Evitar el aceite de girasol, de maíz, de semilla de algodón y mezcla.
    • Eliminar por completo el consumo de margarina. Evitar cualquier producto basado en aceites parcialmente hidrogenados de cualquier tipo.
    • Favorecer el consumo de aguacates y frutos secos.
    • Favorecer el consumo de ácidos grasos Omega-3, abundantes en alimentos como el salmón, sardinas y bacalao.
  • Proteínas:
    • Reducir el consumo de proteínas de origen animal (no incluyendo en este grupo pescados ni lácteos).
    • Favorecer el consumo de proteínas de origen vegetal, como las de las legumbres y en especial, la soja.
  • Fibra:
    • Favorecer el consumo de fruta fresca, legumbres y cereales enteros.
Es importante consumir al menos 2 litros de agua al día, favoreciendo el consumo de agua frente a otras bebidas como refrescos. Controlar el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaquismo. El consumo de vitaminas y minerales necesarios debe conseguirse gracias a un alto consumo de frutas y pescados evitando los complejos vitamínicos salvo indicación expresa por parte de un especialista.


Psoriasis y sobrepeso

Una dieta para la psoriasis debe ser al fin y al cabo una dieta equilibrada y con la cantidad adecuada de calorías y micronutrientes para cada persona. El sobrepeso puede empeorar los cuadros de psoriasis, especialmente en aquellos pacientes con psoriasis inversa, al favorecerse la aparición de pliegues en los que desarrollarse.

Es importante que la dieta se combine con hábitos de salud saludables, incluyendo ejercicio y evitando el exceso de sustancias perjudiciales como el alcohol o el tabaco. La dieta forma una parte fundamental de cualquier tratamiento natural para la psoriasis y puede combinarse con multitud de remedios caseros para aumentar su efectividad, así como con cualquier tratamiento, ya sea de uso tópico, sistémico o basado en fototerapia indicado por un especialista.