Psoriasis en el cuero cabelludo

La psoriasis del cuero cabelludo es una enfermedad de la piel que consiste en la aparición de zonas elevadas, rosáceas y habitualmente escamadas en la superficie del cuero cabelludo, frecuentemente ocultas por el pelo. En ocasiones puede extenderse por cuello, frente y detrás de las orejas. Este tipo de psoriasis no es contagioso y al igual que otros tipos de psoriasis la causa exacta es desconocida, pero se cree que el origen es una anomalía en el sistema inmune que provoca un crecimiento acelerado de las células de la piel, generando la aparición de placas. La probabilidad de sufrir la enfermedad es mayor si se cuenta con antecedentes familiares.

Aproximadamente la mitad de las personas con psoriasis (que puede afectar a cualquier parte de la superficie de la piel) tiene psoriasis en el cuero cabelludo. Suele aparecer en combinación en otras partes del cuerpo, si bien también puede ser exclusiva de esta zona. La psoriasis del cuero cabelludo puede ser leve y casi inapreciable o grave y de duración prolongada, generando placas gruesas visibles incluso a través del pelo. Algunos de los síntomas más frecuentes son picor intenso que puede llegar a interferir con el sueño y las consecuencias del rascado constante pueden incluir pérdida de cabello e infecciones de piel.



En casos leves, los síntomas pueden incluir la aparición de gotas dispersas y descamación ligera de la piel del cuero cabelludo. En casos moderados a graves, los síntomas pueden incluir:
  • Placas rosáceas
  • Escamas de color blanquecino
  • Caspa 
  • Sequedad en el cuero cabelludo
  • Picor
  • Irritación o sensación de quemazón
  • Pérdida de pelo
La psoriasis en sí no provoca pérdida de cabello, si bien el rascado continuo e intenso, la eliminación forzosa de las placas, tratamientos agresivos y el estrés asociados pueden producir temporalmente este efecto. Afortunadamente, el cabello vuelve a crecer una vez se alivia la gravedad de los brotes. Ante la aparición de estos síntomas es necesario visitar al médico de cabecera o directamente al dermatólogo. La psoriasis del cuero cabelludo puede ser detectada a simple vista o tras realización de una biopsia que permita descartar otras afeccionas como dermatitis seborreica.

La primera línea de tratamiento suele estar formada por medicaciones de uso tópico: champús medicados, cremas, geles, aceites, pomadas y jabones. Algunos de estos tratamientos están disponibles sin receta, mientras que los más potentes requieren prescripción médica. Algunos productos disponibles sin prescripción están basados en los siguientes principios activos:
Champú basado en alquitrán de hulla:
(comprar en Amazon)

Los productos para la psoriasis del cuero cabelludo que requieren prescripción pueden contener concentraciones más altas de los principios activos mencionados o bien incluir alguno de los siguientes:
  • Anatralina, una antigua medicación con receta
  • Antimicrobianos, empleados para tratar infecciones bacterianas o de hongos asociadas con la psoriasis del cuero cabelludo
  • Calcipotrieno, un derivado de la vitamina D
  • Calcipotrieno y dipropionato de betametasona
  • Otros esteroides de uso tópico
  • Tazaroteno, un derivado de la vitamina A
  • Compuestos de Zinc

Para aprovechar su efectividad, los tratamientos tópicos deben ser aplicados sobre el cuero cabelludo directamente y no sobre el pelo. Además, es necesario seguir todas las indicaciones del producto hasta haber conseguido controlar la enfermedad, un  proceso que puede llevar semanas o meses. Una vez que el brote ha remitido, puede ser necesario seguir aplicando el producto una o dos veces por semana para evitar el rebrote de la enfermedad.