Psoriasis guttata

La psoriasis guttata también llamada psoriasis en gota o psoriasis en gotas es un tipo de psoriasis en el que las placas muestran el aspecto de gotas de color salmón en la piel. La palabra guttata deriva del latin gutta, que significa gota. Habitualmente, hay una fina placa que es fácilmente eliminable y mucho más fina que en la psoriasis por placas, que es el tipo más común. Como todas las variedades de psoriasis, la psoriasis guttata no es contagiosa. Se presenta habitualmente en el tronco, brazos y piernas, lo cual no evita que pueda cubrir grandes partes del cuerpo.

Se trata de una forma de psoriasis relativamente poco común, Menos del 2% de los enfermos de psoriasis tienen la variedad en gotas. La psoriasis en gotas es más común en niños y adultos de menos de 30 años. Afecta igualmente a hombres y mujeres.
psoriasis guttata

Causas

Al igual que otras formas de psoriasis, la causa de la psoriasis guttata se encuentra en una reacción auto-inmune problemática en las células de la piel, que desemboca en una una respuesta inflamatoria y en multiplicación celular excesiva que tiene como resultado la aparición de las gotas.de psoriasis.

Aún se desconoce con exactitud el mecanismo de actuación exacto que provoca la respuesta inflamatoria y la alerta del sistema inmune que desemboca en psoriasis guttata. Se sabe que son las células-T o linfocitos T del sistema inmune los que desatan la enfermedad, si bien esto no permite acotar el mecanismo de actuación ya que los linfocitos T suponen un 70% de los linfocitos. Al igual que otras formas de psoriasis, la psoriasis guttata tiene un marcado carácter hereditario.

Más allá de las causas orgánicas y el mecanismo de actuación detrás de la psoriasis guttata, existe una serie de detonantes que pueden provocar la aparición de un brote en personas con predisposición a la psoriasis.

Detonantes

En ocasiones, el detonante de la psoriasis guttata se encuentra en una infección estreptocócica (bacteriana). La erupción de las lesiones de la piel suele ocurrir sobre tres semanas después de que la infección se detecta en las áreas habituales (garganta). El brote puede desaparecer y no volverse a producir, o bien volver periódicamente  Esto ocurre especialmente cuando la persona es portadora de la bacteria en su sistema respiratorio.

La aparición repentina de un brote de psoriasis guttata puede ser el primer contacto con la enfermedad para algunas personas. Igualmente, pacientes de psoriasis por placas pueden sufrir repentinamente brotes de psoriasis guttata. Se trata de una enfermedad crónica y puede ser detonada por otras infecciones aparte de las estreptocócica, como la varicela o un resfriado, especialmente en niños.
  • Infección estreptocócica: hasta un 80% de las personas con psoriasis guttata tiene una infección estreptocócica de forma previa al brote, especialmente en la forma de una faringoamigdalitis. Pese a que esta relación se conoce desde hace unos 50 años, aún no se sabe cual es el mecanismo exacto que la detona.
  • Infecciones virales como la varicela, la rubeola y la roseola  también pueden detonar brotes de la enfermedad en niños.
  • La psoriasis guttata es hereditaria, como otras formas de psoriasis. Aquellas personas con antecedentes familiares de psoriasis tienen más posibilidades de desarrollar un brote de la enfermedad a lo largo de su vida.
 Síntomas
  • Gotas pequeñas y de color salmón a rojizo, que habitualmente aparecen repentivamente sobre dos o tres semanas tras una infección estreptocócica, como placas en la garganta o una faringoamigdalitis.
  • Las gotas habitualmente pican.
  • El brote suele darse en el tronco, brazos o piernas y en ocasiones se extiende a la cara, orejas o cuero cabelludo. Las palmas de pies y manos no suelen verse afectadas.
  • Cambios en la estructura de las uñas, habituales en otros tipos de psoriasis, suelen no producirse.
Tratamiento

El tratamiento de la psoriasis guttata debe ser consultado con el dermatólogo. En la mayoría de los casos leves a moderados, los profesionales suelen recomendar comenzar con la administración de compuestos de uso tópico como cremas, champús o pomadas que como principio activo tienen compuestos de los denominados corticosteroides. Se trata de medicaciones disponibles a la venta bajo autorización médica. Entre las alternativas naturales al uso de corticoesteroides destaca el uso del El alquitrán de hulla, ya que se ha demostrado especialmente efectivo contra la psoriasis guttata. El alquitrán de hulla es un compuesto de origen natural que obtiene mas de un millar de distintos componentes. Debido a la carecía de estudios específicos, se desconoce el mecanismo de actuación exacto del alquitrán de hulla, si bien existen estudios específicos que demuestran su efectividad.

Alquitran de hulla

Pastillas de jabón de alquitrán de hulla: Coal Tar Soap Bar (Comprar en Amazon)

Si tras esta primera fase la evolución la psoriasis guttata no remite, es posible que el dermatólogo recomiende el uso de fototerapia. La fototerapia tiene como principio de funcionamiento la actuación de la luz ultravioleta sobre las células afectadas de la psoriasis. La fototerapia puede tomarse en sesiones en un centro especializado o bien adquiriendo equipos de fototerapia desde casa, que permiten su uso sin necesidad de desplazarse. la fototerapia es igualmente uno de los tratamientos más efectivos que no requieren el uso de medicaciones. Su uso controlado, bajo supervisión médica y siguiendo las instrucciones de los fabricantes permite minimizar los posibles riesgos de su uso durante períodos de tiempo excesivos, que incluirían una mayor posibilidad de incidencia de cáncer de piel.

Fototerapia para la psoriasis desde casa 
(Comprar en Amazon)


En los casos más graves o persistentes de psoriasis guttata puede ser necesario recurrir a medicaciones complejas como los denominados biológicos. Estas medicaciones se administran directamente sobre el organismo ya sea por vía oral o inyectadas. Suelen basar su principio de actuación en la introducción de proteínas y otros compuestos que actúan bien sobre las células de la piel o más generalmente sobre las células del sistema inmune que participan en la reacción auto-inmune específica de la psoriasis. El uso de este tipo de medicaciones debe siempre realizarse bajo supervisión del dermatólogo ya que suelen tener considerables efectos indeseados sobre el organismo, como la debilitación del sistema inmune, que puede hacer vulnerables a los pacientes a todo tipo de enfermedades.

Finalmente y sin subsistir el tratamiento sobre las lesiones pueden introducirse cambios dietarios y de hábitos que ayuden a frenar la extensión del brote de psoriasis guttata y controlar la aparición de nuevos. es conocido el papel del estrés como agente detonante de la enfermedad, tanto el estrés crónico como períodos puntuales de alto estrés. El papel de la dieta es menos conocido, si bien muchos nutricionistas apoyan el seguimiento de una dieta inflamatoria, que evite el exceso de sustancias como el café,  el chocolate o la sal. Es también conocida la relación entre el tabaco y la psoriasis, existiendo una mayor prevalencia de la enfermedad entre los fumadores. 

Referencias