Psoriasis inversa

La psoriasis inversa, también conocida como psoriasis invertida o intertriginosa, es una variedad de psoriasis que consiste en la aparición de manchas y placas de psoriasis en zonas del cuerpo en general ocultas al aire y la luz y en los pliegues de la piel. Entre las zonas afectadas con más frecuencia se encuentran las ingles, las axilas, las membranas entre los dedos, la parte posterior de las orejas, el interior de los oídos, los genitales, ano, parte posterior de los pechos, los pliegues en los párpados y comisuras de los ojos. En general las zonas afectadas están expuestas a rozamiento con otros pliegues de la piel, o en términos médicos, son áreas intertriginosas.

En la psoriasis invertida o inversa las manchas aparecen como erupciones rojizas y flexibles y suelen carecer de las placas o costras que se forman habituales sobre ellas en otras formas de psoriasis más comunes como la psoriasis en placa. El escozor y el picor suelen ser particularmente problemáticos al producirse en las zonas de flexión del cuerpo. En algunos casos de psoriasis inversa las manchas también se presentan en el cuero cabelludo, normalmente en una forma más leve que en los casos de psoriasis con placa. En personas con sobrepeso puede aparecer en pliegues de la piel que se producen por el exceso de grasa en el vientre y espalda así como en el interior de los muslos. La conexión entre psoriasis y obesidad todavía no ha sido completamente determinada, si bien investigadores han demostrado que pacientes con mayor peso, suelen sufrir variedades más severas de la enfermedad. El sudor y el rozamiento parece empeoran las erupciones.

Mancha de psoriasis inversa en la axila

Dado que la psoriasis invertida ocurre en algunas de las zonas más sensibles del cuerpo, su tratamiento puede ser suponer un mayor reto. En general suele desaconsejarse el uso de productos de uso tópico basados en corticoides potentes ya que pueden producir adelgazamiento de la piel, que en los pliegues y zonas expuesas a rozamiento puede resultar especialmente problemático. En la psoriasis inversa, la extensión sobre el porcentaje total de la piel suele ser reducido en comparación con otras formas de psoriasis, por lo que pocos casos de esta variedad se categorizan como cuadros graves o moderados. Este hecho suele impedir el acceso a medicamentos de uso sistémico (vía oral o inyectados) como los populares tratamientos biológicos, al considerarse que el balance entre riesgos y beneficios no los justifica.
El uso de fototerapia se ha demostrado efectivo para la psoriasis inversa. Puesto que las placas aparecen en zonas de difícil acceso normalmente no expuestas a la luz solar, suele ser necesario el uso de aplicadores de precisión. La psoriasis inversa responde especialmente fototerapia de rayos UVB de banda estrecha. Estos dispositivos se encuentran disponibles hoy en día comercialmente y su precio se ha reducido considerablemente, siendo ya posible su adquisición para el uso de fototerapia desde casa.

Equipo de fototerapia de UVB de banda estrecha desde casa con aplicador de precisión

Basado también en los principios de la fototerapia, el tratamiento con láser de excímeros resulta especialmente efectivo en el tratamiento de la psoriasis invertida, ofreciendo buenos resultados tras tres semanas de tratamiento.


La psoriasis invertida es relativamente poco común, suponiendo sólo entre el 2% y el 6% de todos los casos de psoriasis. y en muchas personas se presenta como brotes localizados de una duración determinada, que pueden desaparecer sin tratamiento. Muchos casos de personas con picor y enrojecimiento en los genitales podrían tener psoriasis invertida, pese a no haber sido nunca diagnosticados. En casos localizados únicamente en el cuero cabelludo, donde las placas suelen permanecer ocultas por el cabello, la psoriasis inversa puede confundirse con un simple problema de sequedad de la piel, al mostrar como único síntoma una excesiva producción de caspa. Las erupciones en otras parte del cuerpo podrían ser tan leves que se clasificasen igualmente como simple sequedad de la piel, descamación excesiva u otras afecciones de la piel.

Referencias