Ácido salicílico

El ácido salicílico, que se obtiene del sauce (en latín salix), es un ácido beta hidróxido (ABH) que puede utilizarse como tratamiento de uso tópico para calmar dolores articulares y musculares. También se emplea en pomadas, cremas y geles para mejorar una variedad de enfermedades de la piel, incluyendo acné, callos, verrugas y la psoriasis. El ácido salicílico ayuda a abrir los poros, eliminar la piel muerta y eliminar bacterias, dejando al descubierto las células de la piel jóvenes.

Se emplea en combinación con el alquitrán de hulla, siendo los principios activos de muchas medicaciones sin prescripción para el tratamiento de la psoriasis. Ambos compuestos son comunes en varios champús desarrollados para tratar la caspa y la psoriasis del cuero cabelludo.



 Jabón SAL3basado en ácido salicílico
(Comprar en Amazon)

Por sí solo, no constituye un tratamiento contra la psoriasis, pero empleado junto con otras medicaciones ayuda a que éstas alcancen la piel más joven que se encuentra inflamada bajo la superficie, disolviendo las capas de piel muerta que constituyen la superficie de las placas de psoriasis. De esta forma, el ácido salicílico puede emplearse para complementar otros tratamientos tópicos diseñados para tratar los síntomas de la psoriasis leve a moderada.

Pomada de MG217de ácido salicílico al 3%
(Comprar en Amazon)

El ácido salicílico puede emplearse como preparación ante aplicaciones de tratamientos basados en rayos ultravioleta, para cuadros moderados a graves. Si las lesiones de psoriasis se encuentran infectadas, este ingrediente puede emplearse como antiséptico y desinfectante. El nivel de concentración varía con cada uso. En algunos casos puntuales, se ha detectado un incremento de la inflamación con su uso, ante lo cual es necesario interrumpir su aplicación.

Champú T/Sal basado en ácido salicílico
(Comprar en Amazon)
La concentración de este compuesto en medicaciones sin prescripción suele ser de alrededor del 3%. Concentraciones excesivas pueden provocar irritación de piel. Para tener una idea de su potencia, productos para quemar las verrugas suelen contener una concentración del 17%. Los productos que combinan ácido salicílico con sulfuro, no se consideran efectivos contra la psoriasis, si no únicamente contra la caspa. Las cremas hidratantes basadas en este compuesto deben aplicarse inmediatamente después del baño para obtener los mejores resultados.

La utilización de hidratantes a lo largo del día puede controlar los síntomas de la psoriasis entre tratamientos. Pese a que ácido salicílico ha sido indicado como una forma segura de tratamiento contra la psoriasis es necesario tener en cuenta algunas consideraciones de seguridad. En niños pequeños, es necesario emplearlo de forma espaciada en el tiempo, ya que son más susceptibles a sufrir irritación de piel. Es necesario leer cuidadosamente las instrucciones de uso. No exceder las dosis recomendadas en lo referente a concentración y duración del tratamiento, hacer esto puede resultar en efectos secundarios que incluyen irritación de piel y envenenamiento. Los tratamientos que contienen este ingrediente son únicamente para uso tópico. Emplearlo cerca de la boca, nariz u ojos puede provocar una absorción excesiva del compuesto.



Uno de los champús sin prescripción más populares basados en ácido salicílico es el champú T/Sal de Neutrogena. También puede encontrarse en forma de jabones (comercializado por Sal-3 al 3% con sulfuro) y geles.

Referencias