Cremas para la psoriasis

La mayoría de personas con psoriasis presenta cuadros leves, que es posible mantener bajo control empleando sólo tratamientos de uso tópico como cremas, geles, champús y otros tratamientos que se aplican directamente sobre la piel. En cuanto a las pomadas y cremas para la psoriasis, existen distintas variedades disponibles, según sus principios activos:

Crema para la psoriasis
Crema para la psoriasis

Corticoides o corticoesteroides

Los corticoides o corticooesteroides son los compuestos más comunes empleados como principio activo en cualquier crema o pomada para la psoriasis. No deben confundirse con el tipo de esteroides empleado para acelerar el crecimiento muscular. El más suave de los corticoides es la hidrocortisona, disponible generalmente sin prescripción médica en compuestos con un 1% de concentración. Sin embargo, la hidrocortisona no suele ser capaz por sí sola de detener la enfermedad, por lo que las cremas contra la psoriasis suelen requerir corticoides más potentes. Los corticoides se organizan en clases de la 1 a la 7, según su potencia, siendo los del grupo 1 los más potentes y los del grupo 7 los más suaves.

Las cremas para la psoriasis que emplean corticoides de mayor potencia pueden tener efectos secundarios a tener en cuenta. Pueden provocar el aparecimiento de estrías en axilas e ingles y con el tiempo causar debilitamiento de la piel. Si se emplean para cubrir grandes áreas del cuero, los corticoides más potentes pueden suprimir la producción natural de cortisona del organismo, reduciendo la capacidad de respuesta contra infecciones, lesiones o cirugías.

Pomadas y cremas no esteroides

Existe una variedad de pomadas y cremas para la psoriasis que no se basan en el uso de corticoides: medicaciones inmuno-moduladores como tracolimus y pimecrolimus reducen la inflamación sin los efetos secundarios de los esteroides. Derivados de la vitamina D, como Dovonex, normalizan el crecimiento celular. El tazaroten es un retinoide, similar a la vitamina A, que permite regular el crecimiento de células de la piel. 

Los efectos secundarios de las cremas y pomadas basadas en no esteroides suelen ser menores que los de aquellas basadas en corticoides. pero su efecto es más lento y son menos potentes que los corticoides mas potentes. 

Todas estas variedades de crema están disponibles en una gran variedad de formas, texturas y grados de humedad, para adaptarse a las distintas áreas de la piel. Algunas de ellas, efectivas en casos leves, están disponibles para su compra libre, sin necesidad de prescripción médica. Sin embargo, en casos que se prolongan en el tiempo o de mayor extensión, es necesario acudir el médico, que es quien mejor puede aconsejar que tratamiento es el más indicado para cada caso.