¿Dermatitis o psoriasis? ¿Como se diferencian?

La dermatitis y la psoriasis son afecciones de la piel que, pese a ser muy diferentes en sus orígenes, a veces pueden mostrar síntomas similares que pueden llevar a confundirlas. Ambas afecciones suelen presentarse además en áreas similares del cuerpo, destacando las extremidades y el cuero cabelludo.

El origen de ambas afecciones es también similar, al ser desatadas por una reacción auto-inmune del organismo. En el caso de la dermatitis, esta reacción es más similar al de cuadros alérgicos. Tanto la dermatitis como la psoriasis pueden estar detonadas por una serie de factores comunes, entre los que destacan:
  • Episodios infecciosos: el padecimiento de enfermedades infecciosas como un simple catarro puede detonar un episodio en pacientes con predisposición a alguna de las enfermedades.
  • Sucesos puntales estresantes o llevar un ritmo de vida con un elevado estrés de forma continuada  es un factor de riesgo para ambas enfermedades.
  • Cambios hormonales drásticos como aquellos sufridos durante la menstruación o el embarazo pueden provocar cambios o la aparición de psoriasis o dermatitis.
¿Cómo se diferencia la psoriasis de la dermatitis?

Pese a las similitudes, existen ciertas características que permiten diferenciar entre la psoriasis y la dermatitis común. Como nota general, las lesiones de psoriasis suelen ser más gruesas que en el caso de la dermatitis y además aparecer en varias partes del cuerpo a la vez. La dermatitis es más probable que se de en una única región localizada de la piel y en general no se suelen formar placas o gotas de descamación en las zonas afectadas.

Algunas de los síntomas más característicos son:

En el caso de la psoriasis:
  • Zonas de piel enrojecida cubiertas por una capa blanquecina o plateada de descamación o piel muerta. 
  • En el caso de la psoriasis del cuero cabelludo, estas capas pueden adherirse al cabello.
  • Placas grisáceas y  duras.
  • Al eliminar o rascar las placas puede producirse sangrado.
  • Los parches suelen aparecer en varias  áreas del cuerpo a la vez.
  • En el caso de la psoriasis en el cuero cabelludo, los parches pueden ser visibles en la piel que rodea al cuero cabelludo.
  • Picor e irritación en las zonas afectadas de la piel.
En el caso de la dermatitis:
  • Zonas de piel enrojecida cubiertas por una capa de escamas de apariencia grasienta y amarillenta.
  • En el caso de la psoriasis del cuero cabelludo, fragmentos de piel muerta pueden adherirse al pelo.
  • Las escamas o parches pueden eliminarse con mayor facilidad y no suele producirse sangrado.
  • Posible picor en las zonas afectadas por dermatitis.
¿Cómo se diferencia el tratamiento de la psoriasis y de la dermatitis?

El tratamiento tanto de la psoriasis como de la dermatitis suele comenzar de manera simular, empleándose cremas, pomadas, jabones o champús basados en corticoides para casos leves. La psoriasis responde generalmente bien al uso de técnicas de fototerapia. En el caso de casos moderados o graves, la psoriasis puede tratarse mediante el uso de terapias sistémicas como las medicaciones biológicas.

 

En general la psoriasis es más persistente y difícil de tratar que la dermatitis. Incluso en aquellos casos en los que el tratamiento consigue limpiar completamente la piel del paciente de psoriasis, la enfermedad tiende a reaparecer pasado un cierto periodo de tiempo. No obstante, ambas afecciones son de carácter crónico por lo que a día de hoy no existe una cura que permita eliminarlas definitivamente.