Efalizumab y psoriasis

Efalizumab es un medicamento para la psoriasis de los denominados biológicos, que basa su funcionamiento en la modulación de los linfocitos T.  Efalizumab se encuentra descomercializado en la mayor parte del mundo. En 2009, se asoció su uso con la aparición de varios casos de una enfermedad grave del sistema llamada Leucoencefalopatía multifocal progresiva, de los cuales dos resultaron mortales.

Los laboratorios Genentech comercializaban Efalizumab bajo el nombre de Raptiva. Tras la investigación, las agencias de medicamentos de la Unión Europea y los Estados Unidos consideraron que su uso era demasiado arriesgado, además de no ofrecer mayor efectividad que otros fármacos similares. Los laboratorios Genentech decidieron retirar voluntariamente el medicamento de circulación en los Estados Unidos de forma progresiva.

Efalizumab y psoriasis
 Sede de la Agencia Europea de Medicamentos, en Londres

Mediante la modulación de los linfocitos T,  Efalizumab suprime la actuación del sistema inmune. Puesto que la psoriasis es una enfermedad de carácter auto-inmune, esta propiedad permite frenar o detener la aparición de las placas de psoriasis. Este mismo efecto fue el que presumiblemente permitió la aparición de Leucoencefalopatía multifocal progresiva, una enfermedad habitualmente muy poco común, que suele aparecer en personas con graves deficiencias del sistema inmune como aquellas producidas por el virus del SIDA y que normalmente resulta mortal. La Leucoencefalopatía multifocal progresiva está causada por el virus JC (Papovirus polioma) y se caracteriza por la aparición de debilidad, pérdida de visión y capacidades cognitivas. Suele causar la muerte pasados unos meses del diagnóstico.

La retirada resultó problemática ya que se consideraba que los pacientes sometidos a una repentina detención del tratamiento podrían ser vulnerables a sufrir un rebote en sus cuadros de psoriasis. Uno de los tratamientos alternativos que se propuso para controlar este efecto fue el uso de Ciclosporina en su máxima concentración permitida (5 mg por kg del paciente y día). Otro fármaco de características similares es el Tacrolimus.

Las familias de los dos fallecidos, los estadounidenses Eddie Muniz de 38 años y Stephen Johnson, de 46, demandaron a Genentech por la muerte de los hombres. En 2012 los laboratorios afirmaban haber llegado a un acuerdo legal, hecho que fue desmentido por los familiares. La familia de Muniz vio desestimada su demanda ya que la ley de Michigan proteje a las compañías farmacéuticas contra demandas legales por los efectos de sus medicaciones.

 Referencias