Relacionada la presencia de ADN bacteriano en sangre con episodios de psoriasis

Un equipo de investigadores del Centro Dermatológico Estético de Alicante, España, ha encontrado relación entre la presencia de restos de ADN de origen bacteriano en la sangre, con la aparición de episodios agudos de psoriasis. El estudio fue publicado el 11 de marzo de 2015 en la revista estadounidense JAMA Dermatology y supone un paso más en la explicación de los procesos que llevan a la aparición de cuadros de psoriasis en personas con predisposición a sufrirla.

El ADN de origen bacteriano, que se encuentra con frecuencia en el tracto digestivo de las personas, fue hallado también en muestras de sangre provenientes de pacientes de psoriasis en placa en la fase de desarrollo del brote. La presencia de ADN bacteriano se ha asociado con niveles más altos de lo normal en la respuesta inflamatoria del organismo. El estudio no consigue aclarar si la presencia de este ADN bacteriano en la sangre es el detonante de los brotes de psoriasis o si bien es un marcador relacionado con una mayor disposición a sufrir estos brotes de manera no relacionada directamente con su presencia. No obstante, los investigadores sugieren que la presencia de ADN bacteriano sí permite identificar a aquellos pacientes que sufrirían brotes más graves de psoriasis.

Centro Dermatológico Estético de Alicante

El equipo de investigadores también sugiere que la presencia de ADN bacteriano en sangre , independientemente de su origen o de como llegó al sistema circulatorio, podría ser la causa de enfermedades y lanzar la respuesta inflamatoria del organismo. Durante el estudio se analizaron muestras de sangre de 54 pacientes de psoriasis en placa o guttata que habían sufrido previamente casos agudos ya controlados en la fecha del estudio, y compararon sus resultados con los de otros 27 individuos que no sufrían psoriasis. Los autores encontraron muestras de ADN bacteriano en 16 pacientes, todos ellos pertenecientes al grupo de personas que sufrían psoriasis en placa. Los pacientes con restos de ADN bacteriano en en sangre mostraban tener tendencia a sufrir cuadros más graves, extensos y prolongados en el tiempo que los demás y además tenían niveles notablemente superiores de mediadores inflamatorios en sangre.

El ADN bacteriano encontrado en la sangre de estos pacientes de psoriasis se ha identificado como proveniente de las bacterias Enterococcus faecalis, Klebsiella pneumonia, Streptococcus pyogenes, Proteus mirabilis y Shigella fresneli, todas ellas presentes normalmente en el tracto gastrointestinal humano, lo cual ha conducido a los investigadores a pensar que una posible mayor permeabilidad intestinal asociada con la psoriasis podría ser el origen de la presencia de este ADN en sangre.

Referencias: