¿Es la psoriasis contagiosa?

No. La psoriasis no es contagiosa. La psoriasis es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de manchas, escamas o gotas, denominadas genéricamente “lesiones”, que pueden tener la forma de pústulas o placas grisáceas sobre las que se produce descamación, rodeadas de zonas de enrojecimiento de la piel. La psoriasis a veces puede confundirse con otras enfermedades de la piel como la dermatitis o el eccema, si bien las lesiones de psoriasis tienen características particulares que periten diferenciarlas. La psoriasis no son en ningún caso contagiosa, ni entre distintas personas, ni entre distintas zonas del cuerpo en la misma persona.

La creencia de que la psoriasis es contagiosa es un idea errónea que lamentablemente está muy extendida entre la población general. Esta creencia puede generar problemas de rechazo o aislamiento a los pacientes de psoriasis que empeoren los posibles problemas de inseguridad generados por la enfermedad. Muchos pacientes de psoriasis muestran reticencias a la hora de mostrar su piel en público, por miedo a ser juzgados o rechazados por otras personas. 

psoriasis contagiosa

El rechazo que la creencia de que la psoriasis es contagiosa puede ademas promover que los pacientes de psoriasis eviten situaciones que podrían beneficiar a la evolución de su enfermedad, como acudir a la playa, tomar el sol en moderación y tomar baños en agua de sal. Muchos pacientes de psoriasis son reticentes a acudir a sesiones de fototerapia por su gran reticencia a mostrar su piel en público. Estos casos pueden beneficiarse de la existencia actual de tratamientos de fototerapia desde casa para la psoriasis, que permiten la aplicación de luz ultravioleta (UVA o UVB) directamente sobre las lesiones de psoriasis desde la intimidad del propio domicilio.

Existen numerosos estudios que demuestran que la psoriasis no es contagiosa. Del mismo modo, multitud de investigaciones han mostrado los efectos negativos que la estigmaticación de la psoriasis puede tener sobre los pacientes. Un estudio de 2010 mostraba la relación entre el desarrollo de la enfermedad y la aparición de cuadros de depresión, ansiedad y adicciones al alcohol y el tabaco en los pacientes de psoriasis. Esto es especialmente preocupante, dad que se ha demostrado la influencia del exceso de alcohol, tabaco y el estrés como detontantes que pueden empeorar el desarrollo e la enfermedad, por lo que los pacientes se arriesgan a entrar en un circulo vicioso.

Pese a los esfuerzos de concienciación, un estudio de 2010 mostraba que aún hoy en día muchos pacientes de psoriasis se sienten estigmatizados por su enfermedad, debido en parte a la falsa idea de que la psoriasis es contagiosa. Es por ello que es necesario continuar realizando labores de información y concienciación al publico sobre la realidad de la psoriasis.

Referencias