Psoriasis ungueal

La psoriasis ungueal o psoriasis en las uñas es aquella forma de psoriasis que se presenta en las uñas generalmente acompañada de otras variedades de psoriasis en otras partes del cuerpo, como psoriasis en placa, en gotas o pustulosa. La psoriasis ungueal se manifiesta en forma de marcas, engrosamiento y pérdida del contorno de las uñas.

Casi todos los pacientes de psoriasis ungueal presentan alguna forma de psoriasis en la piel. Tan solo un 5% de los pacientes con psoriasis en las uñas tienen la piel libre de psoriasis. La psoriasis ungueal es común entre los pacientes de psoriasis, apareciendo entre un 10 y un 55% de los pacientes. Es aun más común entre aquellas personas que además sufren de artritis psoriásica, elevándose en ese caso a hasta un 80% de los pacientes.

Síntomas

La psoriasis ungueal se manifiesta en una serie de cambios en la estructura y apariencia de las uñas, entre los que destacan:
  • Cambios en el color: las uñas pueden adoptar tonalidades amarillentas, marrones o incluso verdosas, pudiendo ocultar pequeños puntos blanquecinos o amarillentos bajo su superficie.
  • Imperfecciones en la superficie: como aparición de pequeños agujeros o marcas longitudinales a lo largo de la uña.
  • Acumulación de material bajo la uña: debido a la proliferación excesiva de las células, capas de tejido pueden acumularse entre la uña y la piel del dedo, lo cual puede llegar a resultar doloroso.
  • Engrosamiento de las uñas: las uñas se muestran gruesas y duras. La psoriasis ungueal aumenta además el riesgo de sufrir infecciones de hongos en la uña que causan a su vez engrosamiento.
  • Separación o pérdida: la psoriasis ungueal puede desembocar en separación entre la uña y el tejido del dedo que puede desembocar en la caída de la uña.
  • Debilidad y dolor: casos avanzados de psoriasis en las uñas pueden causar dolor y debilidad que llegue a causar incapacidad en los pacientes.
La aparición de síntomas suele ser progresiva y puede o no estar acompañada de aparición de síntomas de psoriasis en otras partes de pies y manos, como psoriasis palmoplantar.


Caso leve de psoriasis en las uñas en la que se puede apreciar la aparición de marcas

Causas

Al igual que otras formas de psoriasis, las causas de la psoriasis ungueal se encuentran en una reacción auto-inmune problemática detonadas por la detección errónea por parte de las células T del sistema inmune que atacan a células sanas de la piel. Esta reacción genera inflamación, que a su vez favorece que los linfocitos T ataquen más células de la piel y las uñas. El tejido atacado responde generando más células, produciendo una proliferación excesiva que desemboca en la aparición de los síntomas de psoriasis.

La psoriasis ungueal tiene un importante componente genético que hace que generalmente sea hereditaria. En torno a la mirad de las personas con psoriasis tienen un pariente de primer grado que ha desarrollado la enfermedad. Las personas cuyos ambos progenitores tienen psoriasis tienen una probabilidad del 75% de desarrollar la enfermedad.

Al igual que otras formas de psoriasis, la aparición de un cuadro de psoriasis en las uñas puede estar detonado por ciertas condiciones como enfermedades infeccionas, resfriados, eventos estresantes, reacciones alérgica o lesiones en las uñas.
Tratamiento

Según la gravedad de las lesiones, existen diversas modalidades de tratamiento para la psoriasis ungueal.

Una primera línea de tratamiento es la aplicación de tratamientos de uso tópico, que se aplican directamente sobre las uñas y la piel de la punta de los dedos. estos tratamientos resultan relativamente poco efectivos contra la psoriasis ungueal al ser difícil para los componentes activos penetrar la superficie de las uñas. Los tratamientos de uso tópico para la psoriasis ungueal suelen estar basados en corticoesteroides, los cuales pueden presentar efectos secundarios como adelgazamiento de la piel o generación de un efecto rebote al retirar el tratamiento. Una alternativa a los corticoides para el tratamiento de la psoriasis en las uñas se encuentra en el uso de jabones basados en alquitrán de hulla.

Si los tratamientos de uso tópico no dan resultado suele introducirse el uso de fototerapia. la fototerapia basa su efectividad en los efectos de la luz ultravioleta sobre las células de psoriasis. Suelen emplearse rayos UVB o rayos UVA que debido a longitud de onda penetran con mayor facilidad la superficie de las uñas. Los tratamientos pueden tener lugar en la clínica del dermatólogo, en un hospital en el propio domicilio, mediante la adquisición de equipos de fototerapia desde casa.

En los casos de psoriasis ungueal más graves o más resistentes a otras formas de tratamiento suele recurrirse a tratamientos de administración sistémica, bien por vía oral o bien en forma de inyecciones bajo las uñas tras haberse aplicado anestesia local. Estos tratamientos suelen estar basados bien en el uso de corticoesteroides o bien en medicaciones inmuno-depresoras. Las medicaciones inmuno-depresoras o inmuno-reguladoras actual sobre las células T, en general interfiriendo en la comunicación entre unas y otras y en la señal que desata la respuesta inmune. Estas terapias suelen reservarse a los casos más graves ya que introducen efectos secundarios importantes, como una debilitación del sistema inmune que puede desembocar en enfermedades infecciosas graves y aumento en el riesgo de determinados cánceres, como los cánceres linfáticos, que suelen resultar mortales.

Entre las recomendaciones generales, es recomendable mantener las uñas cortas, limpias y bien hidratadas. Si las uñas están endurecidas por el efecto de la psoriasis, es recomendable meterlas en agua caliente durante unos minutos o tomar un baño de agua caliente antes de proceder.

Complicaciones

Entre las complicaciones de la psoriasis ungueal se cuenta la acrodermatitis continua de Hallopeau o síndrome de Hallopeau, una forma de psoriasis pustulosa grave que puede afectar profundamente la estructura de los dedos de manos y pies, pudiendo llegar a afectar la estructura ósea. La acrodermatitis continua de Hallopeau puede conllevar la incapacidad laboral del paciente al imposibilitarle el uso normal de los dedos, además de poder tener consecuencias a largo plazo.

Más comúnmente, las complicaciones de la psoriasis ungueal se deben al tratamiento administrado. Las complicaciones y efectos secundarios varían con el tratamiento administrado, por lo que es necesario consultar con el dermatólogo en cada caso. En general, los corticoesteroides pueden generar problemas de piel con su uso a largo plazo, el uso prolongado de sesiones de fototerapia puede conllevar un aumento en el riesgo de cáncer de piel y los medicamentos inmuno-depresores tienen una larga lista de contraindicaciones y complicaciones que es necesario revisar en cada caso.

Referencias